La situación del casino online en el Perú

Los casinos online incrementaron su actividad en el último año
Fuente: AidanHowe/Pixabay

Como ya sabes, desde el estallido de la pandemia de la COVID-19 y el inicio de la cuarentena en 2020, muchos negocios se vieron obligados a cerrar y, por consiguiente, perdieron gran cantidad de ingresos. Entre dichos negocios están las casas de juegos, las cuales se vieron afectadas y perdieron mucha clientela; los estrictos protocolos de aislamiento y distancia social obligaron a los bingos y casinos físicos a cerrar sus puertas durante meses.

Sin embargo, en el caso del casino online, el flujo de jugadores aumentó un montón. Si bien sus regulaciones son diferentes, su mercado es de los más importantes en América Latina. Si resides en el Perú, debes estar al tanto de las leyes que rigen la industria de los juegos de azar por Internet.

El juego peruano a través del tiempo

Desde 1979, el estado peruano reguló los juegos de azar a través de la Dirección General de Juegos de Casinos y Máquinas Tragamonedas. Las transparencias de sus leyes y decretos promovieron el éxito de las casas de juego presencial peruanas, aplicaron un marco seguro para que los jugadores compitan por grandes premios y dieron seguridad legal a los operadores. Desde hace 40 años, esta entidad está bajo el control del Ministerios de Comercio Exterior y Turismo del Perú.

Durante los últimos años, el consumo de Internet y la oferta de las plataformas de juegos digitales crecieron muchísimo en el territorio peruano. Sin embargo, a pesar de la fuerte normativa que rige desde hace cuatro décadas, esta no contempla las apuestas en línea. Tras iniciar un proceso de modernización durante la primera década del siglo XXI, el gobierno comenzó a implementar regulaciones que obligan a los operadores a mantenerse al día en aspectos tecnológicos y legislativos si querían participar en el mercado peruano online.

Conocer cuál es la regulación de los casinos online en el Perú es importante si vas a apostar en juegos como las tragamonedas o el Blackjack. Desde 2008, las autoridades peruanas otorgan licencias a diferentes operadores de casino en línea a través de su ente regulatorio y, si bien los servidores están fuera de Perú, es perfectamente legal para ellos operar en el país y para los jugadores disfrutar de su contenido.

¿Pasa lo mismo en Chile?

¿Sabías que Chile lleva apenas 15 años regulando los casinos presenciales? Los bingos por beneficencia y los casinos municipales histórico (regulados a través del Código Civil y del Código Penal) tienen permitido operar desde 1928. En 2005 se emitió la ley 19995, que sienta las bases para la autorización, el funcionamiento y la fiscalización de los casinos.

¿Las autoridades del país sureño pueden usar su Ley de Casinos para regular la actividad en sus versiones en línea? Pues no. Según esta ley, un casino se define como un recinto cerrado donde se desarrollan juegos de azar con autorización correspondiente. Esto excluye cualquier otro tipo de casino, incluidos los casinos online.

La ley también enumera los juegos de azar permitidos. Lamentablemente, no se mencionan los juegos de azar online. Esta lista está a cargo de la Superintendencia de Casinos, por lo que solo se consideran legales los juegos de ese catálogo o los expresados por ley.

En 2013 se presentó un proyecto de ley para legislar la actividad online mediante la modificación de la ley 19995 y su adaptación al contexto actual. Dicho proyecto también habla sobre el rol y responsabilidad de los operadores en la prevención de la ludopatía. El problema es que el Congreso aún no ha debatido este proyecto.

Entonces, la pregunta es: ¿los residentes chilenos pueden jugar en casinos online? Pues la verdad es que no existe ninguna ley que lo prohíba. Es por eso que los jugadores chilenos pueden acceder y apostar en sus juegos preferidos en sitios web extranjeros sin problemas.

Las máquinas tragamonedas son el mayor atractivo para los fanáticos
Fuente: stokpic/Pixabay

El casino online peruano

Tanto en el caso chileno como el peruano, a los legisladores les queda un largo camino por recorrer. Hoy en día, los juegos de azar por Internet están autorizados en el mercado, pero la mayoría de sus servidores se encuentren fuera del país. La meta es lograr una regulación transparente que evite la corrupción en las apuestas online. En concreto, compartir la principal característica que posee la jurisprudencia que maneja los casinos presenciales.

La Dirección General de Juegos de Casino y Máquinas Tragamonedas aún intenta delinear el proyecto de ley para la fiscalización y recaudación de impuestos. En principio establecería un impuesto del 12 % sobre las ganancias netas de lo apostado en los casinos en línea, además de garantías que aseguren el pago de las ganancias. Otro aspecto incluido es evitar el acceso a menores de edad y el manejo de clientes problemáticos.

Con la ampliación de la cuarentena en el Perú y el mundo, quedó demostrado que este es un mercado muy tentador y rentable para los proveedores de tragamonedas y otros juegos de casino. Por eso, los jugadores siguen a la espera de que se apruebe la ley y puedan acceder de forma ética (la forma de acceso más usada por los principales casinos en línea del mundo).

Mientras eso se resuelve, verifica que la plataforma de juegos a la que accedas tenga sur registros y permisos en orden: consulta el listado de los mejores casinos de Perú o busca certificaciones que aseguren su fiabilidad. Hacer esto te evitará muchos dolores de cabeza en cuanto a la seguridad de tu información.

¿Qué sucede con la publicidad?

Debido al alcance masivo de las plataformas de juegos, este es un nicho que las agencias de publicidad observan con interés y establecer estrategias de marketing para captar el mercado. Aunque verás su publicidad en televisión abierta y canales de cable, los medios digitales van ganando terreno y dejando atrás a los canales tradicionales de publicidad.

Nuevamente, debido a la pandemia, la difusión también se logra contratando influencers y deportistas que serán la imagen de los casinos online en el Perú. Los influencers abren camino para la publicidad en las redes sociales y, a través de ellas, llegar a los fanáticos de máquinas tragamonedas se hace de manera más directa.

La ventaja que tienen las plataformas digitales es el acceso a la transmisión en vivo desde YouTube o desde la misma cuenta de casino en cualquier red social, como Facebook o Instagram. Sin dejar de lado los medios tradicionales, los anuncios en Internet adquieren una relevancia u alcance mayor.

Lo mismo sucede con los eventos de la industria. Las reuniones en línea fueron causaron furor durante el 2020 y llegaron para quedarse. Sin dudas, los anunciantes, los medios, las agencias de publicidad y los representantes de cada casa de apuestas están frente a una gran oportunidad.

No obstante, es importante recalcar que esta cuestión también se regulará. La futura legislación regulará únicamente a las entidades que posean la autorización de la Dirección General de Juegos de Casino y Máquinas Tragamonedas. Una vez habilitadas, las casas de juegos de azar podrían, en principio, patrocinar a cualquier empresa, evento o actividad.

La cara visible de la publicidad deberá ser una persona adulta que resida en Perú. Y lo más importante: el objetivo será no captar público menor de edad y advertir acerca de los problemas que origina la ludopatía.

Nuevo Tutorial De Nuestros Juegos de Casino